El Ayuntamiento de Cádiz continúa con su objetivo de controlar la población de palomas en Cádiz, que están en varias plazas y rincones significativos del casco antiguo de la ciudad. Se utilizan piensos anticonceptivos y palomares ecológicos, además de cañones de redes y jaulas de capturas selectivas.

Lo cierto que las palomas se triplican y actualmente el número actual es estable y reduciendo la natalidad y ejemplares, suponen una molestia para vecinos y turistas pues pueblan las terrazas de los bares y es convertirse en un problema higiénico sanitario.