El Ajuntament de Palma ha impulsado un plan integral para controlar la población de palomas de la capital balear. Este comprende varias medidas, entre ellas una campaña sancionadora que recuerda que dar comida a estas aves puede acarrear multas de entre 60 y 300 euros

Además se realizará un control población a través de la distribución de pienso esterilizado en 88 barrios del municipio. Asimismo, se llevará a cabo un censo de estos animales para radiografiar la problemática.

El número estimado de palomas en Palma es de 21.907. Son datos provisionales, ya que el estudio lleva calculado un 70 % de esta población, 15.186 palomas censadas, en 61 de los 88 barrios de Palma.

«El objetivo del plan es reducir su presencia entre un 30 y 50 % en los próximos cuatro años», ha explicado el director general de Sanitat del Ajuntament, Joaquín De María.

Los dispensadores serán automáticos y echarán el pienso en una hora determinada, de forma diaria. El equipo técnico acaba de presentar el primer dispensador preparado para funcionar desde este mismo viernes en la plaza del Olivar, uno de los puntos con más presencia de palomas. Cabe recordar que de momento el pienso no estará esterilizado.

«Primero fidelizaremos a las palomas en estos comederos y solo se pondrá el anticonceptivo entre marzo y octubre, su época reproductiva».

Fuente de informacion: Ultima Hora Mallorca